Cargando...
Cargando...
Evangelion
Estreno de la última parte y final
Ha pasado un cuarto de siglo desde su estreno en televisión, pero la serie Neon Genesis Evangelion sigue atrayendo nuevos aficionados. Netflix planea ofrecerla a nivel mundial, y en 2020 se estrenará Evangelion 3.0+1.0, la cuarta entrega de la serie de películas que adaptan la historia original; es un buen momento para revisar cuáles son las cualidades de la serie y de su mundo que han vuelto a captar la atención del público.
 

Un fenómeno social de los noventa

Netflix comenzará a ofrecer mundialmente los veintiséis episodios de la serie de animación de 1995 Shin seiki Evangerion (Neon Genesis: Evangelion), así como las películas estrenadas en 1997 Evangelion: Death (True) 2 y The End of Evangelion a partir de la primavera de 2019. Se trata de una franquicia histórica para la animación, que en la segunda mitad los noventa causó un verdadero fenómeno social.

El planteamiento de la historia es simple. Ikari Shinji, de 14 años, que ha vivido separado de su padre Gendō, recibe de pronto una llamada del mismo en la que le ordena que se convierta en piloto del EVA. Shinji, que no comprende la situación para nada, se ve obligado a enfrentarse a los llamados “ángeles”, misteriosas formas de vida. Se pueden trazar muchos paralelismos, hasta este punto, con otras series de anime de robots, como Mazinger Z o Kidō senshi Gandamu (Mobile Suit Gundam). Además, desde el punto de vista de las relaciones entre el protagonista y quienes lo rodean, la historia abunda en elementos propios de una historia tradicional de formación, como obra de entretenimiento.

Sin embargo para esta obra se utilizaron todo tipo de herramientas narrativas. Además de abundar en misteriosas palabras clave, colocadas por todas partes, la serie atrapa el interés del espectador por medio de un estilizado entramado de localizaciones que estimulan su imaginación, con descripciones psicológicas que llegan hasta lo más profundo de sus personajes, y por medio de poderosas imágenes de lucha.

El estreno de Shin Evangelion, en 2020

Aunque Neon Genesis Evangelion fue relegada en el momento de su estreno, en 1995, a la franja horaria de la tarde, en 1997 se emitió de nuevo en la franja nocturna como campaña previa al estreno de la película, algo que expandió en buena medida su popularidad. Esta forma de proceder se convirtió en un estándar de la industria (el “anime de altas horas de la noche”, con el que se recaudan fondos para nuevas producciones por medio de la venta de esos paquetes de vídeo), y las ventas de animación cambiaron en gran medida, posteriormente. Evangelion se convirtió en un hito de la historia de la animación, y marcó el momento en el que las obras de animación se asentaron como un bien de consumo, sin ayuda de juguetes ni otros productos relacionados.

En 2007 se estrenó Evangelion 1.11 You Are (Not) Alone (Evangelion 1.11: (No) estás solo, en Latinoamérica), la primera de cuatro cintas que conformarían un remake de la serie original para la gran pantalla; en 2009 llegaría Evangelion 2.0 You Can (Not) Advance (Evangelion 2.22: (No) puedes avanzar, en Latinoamérica), y en 2012 Evangelion 3.33 You Can (Not) Redo (Evangelion 3.33: (No) lo puedes rehacer, en Latinoamérica). Aunque la nueva versión empieza desde el mismo punto y con los mismos planteamientos que la serie original, comienza a divergir hasta convertirse en una historia por completo diferente, una obra que sorprendió y entusiasmó aún más al público y se convirtió en un gran éxito. Y por fin nos acercamos al estreno de Shin Evangelion gekijōban:II (Evangelion 3.0+1.0),  la cuarta entrega, que cerrará la serie, en 2020. Pese a haber transcurrido ya un cuarto de siglo desde el estreno de la serie original en televisión, ha mantenido todo este tiempo una popularidad sin precedentes como obra en progreso.

Anno Hideki, el director de la monumental obra original, nació en 1960. Se ha labrado un puesto como creador de obras representativas de la primera generación de animadores que vivieron la época de rápido crecimiento del anime y el tokusatsu. En 2016 trabajó como guionista y director general de la película de imagen real Shin Gojira, que se convirtió en un gran éxito de taquilla y llegó a recaudar 8.250 millones de yenes. ¿Qué ocurrirá cuando este creador de éxitos ofrezca tras ocho años al mundo Shin Evangelion? Estamos en una temporada en la que, con tal nivel de atención, el fervor del público empieza a arder de nuevo.

La estructura de una obra que refleja los deseos de las personas

Y lo cierto es que, en los últimos más de veinte años se ha dado un fenómeno excepcionalmente extraño en referencia a “Eva”. Por muy en profundidad que se intente hablar, desde el punto de vista desde el que uno se exprese, sin importar lo que se pueda contar o la concreción de las palabras que se utilicen, lo cierto es que parece imposible reconocer la realidad del interlocutor. Se puede decir que hay tantas interpretaciones posibles de “Eva” como personas en el público, y uno termina por darse cuenta de que la obra incorpora en su proceso de construcción una aplastante cantidad de información polifacética que nos hace preguntarnos “¿De verdad aparece eso en la serie?” cuando alguien nos da una opinión sobre ella.

Esto se halla construido con especial pericia en la historia y su mundo, de modo que refleja los corazones de los espectadores y sus deseos, como si de un espejo se tratara. Ese reflejo devuelve una imagen diferente según quién lo mire. Un ejemplo perfecto son las dos heroínas que pilotan los EVA. Ayanami Rei, con su “traje de conexión” blanco, es transparente e incolora y da una impresión de inteligencia y calma. Asuka viste de rojo, un símbolo de su personalidad activa y apasionada. Hablar de cuál de las dos le interesa más a quien habla es hablar con claridad de ciertas características de su mente.

Precisamente por eso es por lo que todo el mundo quiere hablar sobre “Eva” y los temas de discusión nunca se acaban. Y por medio de este truco es como el espectador llega a sentir que Evangelion es una obra creada para sí mismo, y su popularidad aumenta aún más. No hay obras que, tras su visionado, posean este tipo de herramientas comunicativas que sin querer nos dan ganas de “evablar”.

 Ikari Shinji y Ayanami Rei, de Neon Genesis Evangelion ©Khara / Project Eva.

El mundo de Evangelion, una estructura de múltiples niveles

Para una persona que vea “Eva” por primera vez la enorme cantidad de información y la presión visual y emocional de la obra pueden resultar muy sorprendentes. Y no me refiero tan solo al nivel de detalle gráfico. La imagen en Evangelion posee un contraste muy claro entre las partes repletas de información y aquellas que carecen de ella. Esas partes “perdidas”, precisamente, incitan aún más la imaginación del público.

Al mismo tiempo, Evangelion ha ido desarrollando una estructura de múltiples niveles, a través de los cuales la historia se va desarrollando desde diversos puntos de vista, y nos obliga a plantearnos cuál es el ángulo desde el que estamos viéndola en cada momento. Esa estructura contiene saltos en la información de que dispone cada uno de los personajes, según se trate del punto de vista de los jóvenes pilotos, de los oficiales que tratan directamente con ellos, de la comandancia suprema que se encuentra por encima, de la organización especial NERV, que desarrolla y mantiene los EVA, o la sociedad secreta denominada Zeele. El espectador, atrapado en cada punto de vista de ese mundo como si de agujeros en una red se tratara, se va sumergiendo en la obra, impulsado por su propio deseo subjetivo de imaginar. Quizá sean estos deseos de participación en el mundo de los EVA, nacidos de dichos sentimientos tan fascinantes, semejantes a un prisma o un caleidoscopio, los mayores responsables de que veinticinco años tras el estreno de la serie original aún siga ganando aficionados entusiastas para su causa.

Todo es el resultado de la organización de todo tipo de esquemas que priorizan los servicios al público. Tanto si se trata de un personaje como de un EVA o el logotipo de NERV, e incluso del efecto psicológico que se logra con el nivel de satisfacción por el diseño de las marcas, todo ha sido calculado con el máximo sentido del diseño. En los últimos años se ha llegado a tal efecto de márketing que, incluso sin el dibujo de un personaje, se puede reconocer que una imagen es de Evangelion por el esquema de colores y el tipo de diseño. El hecho de que se haya podido llegar a realizar colaboraciones de naturaleza pública, como anuncios en el tren bala o con empresas de automóviles, se debe a esa característica única de “Eva” de ser “incombustible” (es decir, que por mucho que se consuma, el consumidor nunca se hartará ni terminará por abandonar el producto).

Esta entrega a nivel mundial será una gran oportunidad para reiniciar el ambiente que rodea a Evangelion al nivel de fenómeno social en que se hallaba cuando fue estrenada, y plantearse de nuevo cuál es el verdadero poder de la obra. También servirá para comprobar la fuerza de la animación japonesa. Además, Evangelion 3.0+1.0, la mencionada cuarta entrega de la serie de cuatro películas, cerrará el ciclo narrativo que comenzara en 2007. Esta entrega será un buen momento para volver la vista atrás y considerar el conjunto de la serie de un solo vistazo, ante la inminente conclusión de esta magnífica historia. Evangelion provocará sin duda nuevos descubrimientos según la generación, la posición social o la edad del espectador. Tengo grandes esperanzas con respecto a las sorpresas y los placeres con los que la experiencia de “Eva” revitalizará las vidas de esos espectadores.

Fuente: Nippon

(Artículo traducido al español del original en japonés, redactado en febrero de 2019. Imagen del encabezado: Shin Evangelion ©Khara / Project Eva.)

Por

fotógrafo , locutor , creador de contenido , periodista , todo relacionado al mundo otaku y gamer
Comparte este artículo
Ai Freak


rss

Shinka 2019 © - Las Opiniones vertidas en este sitio son de responsabilidad de quienes las emiten. Todos los derechos e izquierdos bien puestos ©. Diseño: M&S Studio
Shinka es parte de Chuumbeque Holding