logo
Erik Williams
“El mayor desafío que tiene un músico, es aprender a quererse incluso cuando se equivoca”.

Erik Williams, Baterista chileno originario de Santiago, con sus 24 años y su color musical influenciado por la cultura Japonesa, se encuentra sumergido en la industria de la música chilena.  Tuvo estudios formales en el instituto profesional ProJazz y clases con el destacado baterista Cristóbal Orozco. Actualmente es baterista de diversas bandas tales como; Cristina Santiago, Gaijin Project, Neo Archetype y realiza Clínicas de batería “Música Asiática” en Casa Coca-Cola. 

-¿Cómo fue que nació tu afición a la música?

-Nace desde la herencia familiar que tengo desde mi papá que es profesor de historia y músico. Un día me dijo que armara la batería y la limpiara en el intertanto en que lo hacía, comencé a tocarla y me di cuenta que tenía habilidades para ella.            
-A las dos semanas siguientes de haber ocurrido esto, forme una banda en el colegio, con presentación incluida. Pude demostrar en muy poco tiempo lo que podía hacer en la batería y así proyectarme como el baterista que soy ahora.

-¿Cuánto tiempo pasas tocando la batería?

-La verdad soy un poco nerd, me gusta estar todo el día metido en la batería, hubo un tiempo en que estaba 8 horas metido en ella, tengo esa conexión con la batería no veo un grado de estrés en tocar, al menos al tener que sacar trabajos, pero me gusta tocar mucho, siempre que puedo lo hago, ahora estoy como 5 o 3 horas mínimo en la batería, no es como antes.

-¿Tienes tiempo libre?

La verdad tiempo siempre hay, yo creo que va todo en el amor que uno le otorgue a toda las cosas que haces, si uno sabe tener el tiempo y la dedicación para cada cosa, aunque duermas 4 horas vas a hacer feliz, y eso en el fondo es importante, no es “cuantas horas estudies batería” porque quizás a ti te puedes estresar y no serás feliz, pero si le imprimes amor y corazón a las cosas, aunque quedes cansado y no tengas nada de tiempo, en el fondo tú vas a saber que estás realizando algo bien, eso es lo importante.

-¿Cómo obtuviste tu estilo en la batería?

-Tratando de mezclar de todo; jazz, góspel, metal, música japonesa, africana y de todo eso ha florecido mi verdadero yo.

-¿Que músicos del mundo asiático han influenciado tu vida?

-Yo creo que partiendo por Akira Jimbo es como el héroe de batería en Japón, ha sido para mí un enfoque súper importante como baterista porque ha sido el único que ha tenido un gran reconocimiento internacional, es como mi inspiración y su técnica es de otro mundo –nos señalaba con una sonrisa- implemento la batería occidental poniéndole cosas étnica de Japón a los estilos musicales que el tocaba, pero ese es como en el lado más bateristico, musicalmente yo creo que  Kamiband de Babymetal tiene mucho mérito y como
cantante Takahiro de One Ok Rock me gusta mucho la actitud y la “pinta” y obviamente Yoshiki de X Japan.

-¿Qué piensas de la cultura asiática y latina en el ámbito musical?

-Tienen mucha diferencia pero eso hace que se enriquezcan, la mayoría cree que Japón no tiene influencia latina en su música y no es así, de hecho hay una banda de salsa que es japonesa que no funciono en Japón pero si en centro américa,  tocan en new york que se llama “la orquesta de la luz” que está integrada por japoneses, tocan la salsa igual que  los latinos, es una cosa que tienen solo los asiáticos, lograr tocar cualquier estilo, pero una vez escuche en una charla que los asiáticos disfrutan mucho de la disciplina que hacen el doble aunque en el trabajo no les paguen lo realizan de igual forma, porque es un compromiso que tienen ellos, los latinos no son tan así, si nos ponemos a absorber todo lo bueno de cada cultura se puede tener algo muy artístico, profundo y sobre todo muy rico culturalmente.

-¿Te imaginas en algún momento formar alguna banda con estos estilos musicales?

-Va en el plan, creo que tratare de plasmar el arte de la música con la cultura que me gusta, quiero llegar a tener una banda donde haya un latino, un japonés y en ese intertanto hacer una música novedosa, entretenida.

-¿Tienes algún proyecto donde te desempeñes en la música asiática?

-Gaijin project, que toma de forma novedosa la influencia de anime dentro de lo que es el Anisong,  involucrar al público de forma entretenida porque la mayoría de las bandas tratan de tocar los covers con un vocalista designado, pero nosotros somos una banda karaoke en donde el público se puede subir a cantar las canciones y divertirse, aparte nosotros tocamos anime de todas las épocas,  hemos tenido suerte, porque a la gente le ha gustado nuestra propuesta, nuestra idea es seguir tocando y recorrer todo chile.

-¿Tienes alguna anécdota arriba de un escenario?

-En la Animexpo de invierno me acuerdo que tocamos de los últimos y se juntó toda la gente, cuando tienes 12 años te imaginas lo apoteósico que puede ser, subirse al escenario, escuchar a toda la gente corear los temas y que al terminar empiecen a gritar que tirare las baquetas, y yo “¿qué onda porque las quieren?” y las tire, la gente se peleaba por ellas –sonríe con nerviosismo-, cuando uno es niño sueña  que te pidan autógrafos y con lanzar las baquetas, pero es allí cuando le debes dar importancia a las cosas que son de verdad, no a lo material, sonare ególatra pero cuando uno lanza algo, lo hace para el público, para cuando lleguen a la casa con la baqueta o el autógrafo, este feliz.

-¿Al momento de subirte arriba de un escenario que es lo más difícil que has tenido?

-Subir a un escenario siempre es un reto personal, sobre todo en los inicios de todo músico, siempre está el miedo interno de cómo lo percibirá la gente, yo revisaba los videos de cada presentación y me odiaba, pero la gente que me veía me decía que no había salido mal, “el mayor desafío que tiene un músico es aprender a quererse, incluso cuando se equivoca”, es lo que uno debe enfrentar arriba del escenario. Más que todo te tiene que servir de experiencia como para que en un futuro si no te sale perfecto, estés tranquilo y lo más importante que hayas disfrutado.

-En este momento ¿Cuáles son tus propósitos?

-Estoy intentando de hacer surgir mi carrera como baterista, más que acompañar a otras bandas, tener por ejemplo; la marca de Erik Williams con mi banda que se llama Choose your weapons que tiene también fondos de música japonesa y videos juegos, estoy acompañado con músicos de primer nivel. Con Gaijin project estamos llevándolo a otro nivel para profesionalizarlo más, el sueño es ir a Japón o por el intertanto ser los músicos de sesión para los cantantes japoneses que vengan de Japón, acompañar a bandas de jazz, pop.

-Y en el corazón ¿hay alguien que te inspiré?

-Bueno musicalmente es la cultura asiática y emocionalmente yo creo que es mi familia que siempre me apoya y mi polola.

 

Redes sociales: 
Facebook: 
https://www.facebook.com/Erikredrums/

Instagram: https://www.instagram.com/williamsdrums_/ 

 

 

Por

Ai Freak
VOLVER


rss

Shinka 2017 - Las Opiniones vertidas en este sitio son de responsabilidad de quienes las emiten. Todos los derechos e izquierdos bien puestos ©. Diseño: M&S Studio
Shinka es parte de Chuumbeque Holding